homosexuales antiguos

Es difícil hacer un análisis de cómo eran las relaciones sexuales en la época de la que presuntamente datan las piedras de Ica; todo aquello que sucedió antes de la llegada de Colón a las Américas sólo puede deducirse a través de los símbolos y jeroglíficos de los distintos pueblos, y después de la colonización, los relatos están tan llenos de prejuicios y malas interpretaciones que no es fácil separar la verdad de la suposición o superstición.
De cualquier forma, pasados ya unos siglos, los arqueólogos y estudiosos de estas civilizaciones han dejado más o menos claro que cada uno de esos pueblos vivía independiente de los demás, y trataba el sexo, y más el sexo entre hombres, de una manera particular. Y digo entre hombres porque, al parecer, las representaciones que más abundaban eran las de pollas grandes como símbolo de fecundidad, no las de féminas gordas y de tetas enormes que surgieron en las civilizaciones europeas. No se tiene una seguridad clara de si el porno gay ya comenzó por esos lares, pero las apariciones de grandes falos en obras pictóricas y esculturas es algo que no tiene discusión.
Claro que no se debe pensar por eso que estos pueblos estaban totalmente exentos de machismo. Los aztecas por ejemplo eran dados a la poligamia, que practicaban como símbolo de poder entre los suyos, pero en ningún lado se plasma si eso también era válido para las mujeres, o si eran tan liberales que las orgías masculinas podían ser cosa de todos los días. Los incas sí que parecían ser mucho más díscolos en ese sentido, y mantenían relaciones conforme les iba pidiendo el cuerpo, usando el matrimonio sólo como un acuerdo; es de suponerse que no debía importarles si esas relaciones eran hetero o eran gays. Y al parecer los mayas iban por el mismo camino que estos últimos, mezclando el sexo con todos sus ritos cotidianos, como podían ser la religión o la guerra, aunque ellos sí que tenían una actitud abierta a la homosexualidad ya fuera de hombres o de mujeres.
Son muchos los tipos que publican fotos y vídeos de temática amateur gay en las modernas webs porno de ahora, y curiosamente la gran mayoría de ellos suelen ser de origen latino; y mucho más curioso es comprobar que la gran mayoría procede del centro y del sur del continente americano. Para ellos no tiene ninguna dificultad eso de ponerse ante un objetivo y mostrarse al natural, con muchas más soltura que los europeos desde luego; y es que puede ser que lo lleven en sus genes sin saberlo, si es cierto que las culturas antiguas que vivieron en sus territorios eran capaces de normalizar tan bien el sexo y sobre todo el sexo gay, algo impensable para otros pueblos coetáneos más allá del océano.
Y es que puede ser que aquellos parajes paradisíacos, llenos de verdes y frondosos árboles y de paradisíacas playas, con un clima tropical ideal para llevar poca ropa constante la mayor parte del año, tenga mucho que ver con toda esa libertad sexual. Como seguro pensaron los conquistadores que llegaron a aquellas tierras, América bien podría haber sido el paraíso en la Tierra.